Crédito de Nómina

La Ley de Inclusión Financiera Nº 19.210 creó un nuevo instrumento de crédito, denominado Crédito de Nómina (Artículo 30), al que pueden acceder trabajadores y pasivos, y cuya cuota se puede retener directamente del sueldo o pasividad.

Para que se pueda retener, el Crédito de Nómina tiene que cumplir con las siguientes características:

1 - moneda: puede ser otorgado únicamente en unidades indexadas o en la moneda de cobro del sueldo o pasividad;

2 - monto: el valor de la cuota o la suma de las cuotas (en caso de más de un Crédito de Nómina) no puede superar el 20% del sueldo o pasividad nominal (o el 35% en caso de tratarse de créditos hipotecarios);

3 - tasa de interés: no puede superar en más de un 20% la tasa media de interés que corresponda.

Este crédito lo pueden dar:

  • los bancos y demás instituciones de intermediación financiera, únicamente a quienes hayan elegido cobrar allí su sueldo o pasividad;

  • las cooperativas y las asociaciones civiles que otorguen créditos y cuenten con habilitación legal para retener, a todas las personas que lo soliciten (incluso a los trabajadores o pasivos que eligieron un banco para cobrar).

La fecha a partir de la cual un Crédito de Nómina se puede descontar del sueldo, depende de quién otorga el crédito:

  • si lo otorga un banco, a partir del 1º de noviembre;

  • si lo otorga una cooperativa o asociación civil, desde el momento en que se otorga.

El orden de prelación con que entran estos créditos al momento de liquidarse el sueldo es el siguiente:

  • hasta el 31 de octubre de 2016, los Créditos de Nómina que den las cooperativas y las asociaciones civiles se descuentan en función de lo que señala el artículo 2º de la Ley Nº 17.829. Ello significa que el orden de prioridad está dado por la antigüedad en que la institución que otorga el crédito hubiere hecho valer el derecho de fuente legal, en cada empresa u organismo público o privado que oficie como agente de retención;

  • desde el 1º de noviembre de 2016, en todos los Créditos de Nómina (no importa quién lo otorgó) el orden de prioridad estará determinado por la fecha en que ese otorgó el crédito, de acuerdo a lo que establece el artículo 1º de la Ley Nº 17.829 (en la redacción dada por el Artículo 32 de la Ley Nº 19.210) y el Decreto Nº 263/015.

Como son diversos actores los que pueden dar un Crédito de Nómina (bancos, cooperativas y asociaciones civiles), se estableció un mecanismo para que, en caso de concurrencia de más de un Crédito de Nómina, se pueda determinar qué institución cobra primero. Por eso surge la posibilidad de que el trabajador pida, al momento de solicitar una constancia de ingresos para la obtención de un Crédito de Nómina, la inclusión de una cláusula de Reserva de Cupo (Artículo 25 del Decreto Nº 263/015). Esta cláusula garantiza a la institución que otorga el crédito que por un período de tres días, mientras se efectiviza el crédito, no se ingresarán otros Créditos de Nómina. De esta manera, la institución puede tener una mayor certeza de que mantendrá la prioridad en el cobro de las cuotas correspondientes al crédito otorgado.

Dicha cláusula implica, para el empleador, lo siguiente:

1 - en caso que el trabajador acceda efectivamente al crédito, significa que la fecha en la cual el empleador se da por notificado de la existencia de ese crédito es la misma fecha en que se emitió la constancia.

 

2 - supone la imposibilidad de emitir una nueva constancia de ingresos con reserva de cupo, para un mismo trabajador, por un lapso de 3 días.

Seguinos en

  • Twitter
  • Youtube
  • Facebook

Traductor

Programa de Inclusión Financiera

inclusion.financiera@mef.gub.uy

Última Actualización: 13/10/2017