Instrumentos de pago

Un instrumento de pago es un medio que permite transferir fondos a quien lo posee. A modo de ejemplo, un cheque es un instrumento de pago. A través de él, al transferir al beneficiario los fondos necesarios, su librador puede extinguir una obligación de pago.

¿Qué instrumentos existen en nuestro país?

Actualmente disponemos de varios medios para realizar pagos y se espera que existan más en un futuro cercano.

Existen algunos instrumentos de pago no tan conocidos ni tan utilizados, pero que son tan o más prácticos que los tradicionales y que nos pueden mostrar algunas ventajas que los primeros no tienen.

Podemos mencionar tarjetas de débito, tarjetas prepagas, transferencias electrónicas, pagos desde el celular y otros.

Comencemos por definir estos instrumentos:

Cheque: es una orden escrita a través de la cual el librador ordena al librado (que es una institución financiera), pagar una suma especificada a quien el librador designe. Los cheques se pueden utilizar para liquidar deudas y para retirar dinero de los bancos.

Letra de Cambio: es una orden escrita a través de la cual su librador ordena al librado (que es una institución financiera), pagar una suma específica. Se utiliza ampliamente para financiar el comercio transfronterizo y para obtener crédito, al descontarla ante una institución financiera.

Transferencia electrónica: es una orden de pago -ya sea electrónica o en papel- autorizada por el pagador, a través de la cual se instruye a la Institución en la que tiene su cuenta, a transferir fondos desde esa cuenta a la del beneficiario designado, ya sea en la misma institución o en otra.

Tarjeta de crédito: es una tarjeta que indica que a su Titular le ha sido otorgada una línea de crédito. Permite al Titular realizar compras y/o extraer efectivo hasta un límite previamente acordado. El crédito otorgado se puede liquidar en su totalidad al finalizar un período determinado o se puede liquidar en forma parcial, tomando el saldo como crédito extendido. Se cobran intereses sobre el monto de cualquier crédito extendido y algunas veces se cobra al Titular una tarifa o cuota anual. “Compro hoy, pago después”.

Tarjeta de débito: es una tarjeta que permite al Titular que sus compras sean cargadas directamente de los fondos que mantiene en una Cuenta Corriente en una Institución Financiera. Es una alternativa al uso de efectivo. “Compro hoy, pago hoy”.

Tarjeta prepaga: también llamada de función limitada. Es una tarjeta cuyo saldo fue cargado con anticipación a su utilización. Se puede utilizar para un número limitado de funciones bien definidas. Su uso suele estar restringido a un número de puntos de venta bien identificados dentro de una ubicación bien delimitada. “Pago hoy, compro después”.

Pago a través del uso del teléfono celular: es una modalidad similar a las tarjetas prepagas. A través de ella, se carga en los teléfonos celulares la cantidad de dinero que se quiera y luego se puede comprar todo tipo de bienes y servicios a través de este medio de pago. En nuestro país este instrumento se utiliza en forma parcial, esto es, a través del envío de mensajes de texto, para el pago de estacionamiento, taxis, recargas del propio celular, etc. Se prevé que en el corto plazo las compañías de telecomunicaciones lo implementen en su definición más amplia y se pueda utilizar como una verdadera “billetera electrónica".

Es importante destacar que también existen canales que, a través de la utilización de algún instrumento de pago o una combinación de ellos, facilitan otras alternativas que alcanzan niveles de suficiencia en los estándares de seguridad y eficiencia. Como ejemplo podemos citar la modalidad de pagos por Internet. Es una forma de realizar pagos que, a través del uso de tarjetas de crédito, tarjetas prepagas o transferencias bancarias ofrecen a la población otra forma eficiente, rápida, cómoda y segura de realizar pagos.

Desde que se dejó de utilizar el trueque, el medio de pago que adquirió mayor relevancia fue el efectivo. Es un medio de pago líquido por definición, esto es, lo puedo intercambiar inmediatamente por cualquier bien o servicio. Por otra parte, el dinero es una unidad de reserva de valor, es decir, nos permite ahorrar hoy para consumir en el futuro. Estas ventajas hacen que muchos agentes lo utilicen para realizar sus pagos.

En lo que refiere al cheque, el hecho de ser un título valor (consigna un derecho legal a su beneficiario a percibir el importe establecido en él) y de ser utilizado como instrumento de crédito (permite cancelar una deuda hoy, a pesar de no contar en ese momento con disponibilidad suficiente para hacerlo), podrían ser algunas de las causas para que su utilización esté tan difundida.

 

Seguinos en

  • Twitter
  • Youtube
  • Facebook

Traductor

Programa de Inclusión Financiera

inclusion.financiera@mef.gub.uy

Última Actualización: 22/08/2017